Publicado por:Manjares | Trufa negra

¡Hola a todos!

Siempre os hemos contado por redes sociales, por teléfono o cuando nos visitáis, lo buenos que están nuestros productos. Nuestro foie es el que más nos gusta, nuestras láminas de aestivum las hacemos como nos las haríamos en casa, nuestra conserva de melanosporum está cocinada con el mismo cariño… pero hoy no os queremos hablar del sabor y el olor de los productos de Manjares, hoy os queremos contar lo que nunca se cuenta en las empresas, el secreto de nuestros proveedores.

Si nos seguís desde hace tiempo sabéis nuestra historia (sino podéis leerla aquí) nuestras raíces estaban en Teruel y es aquí donde queremos que se queden. Por eso, nuestros proveedores de confianza están cerca de nosotros.

La trufa. Todo el mundo conoce que en Sarrión está la mayor concentración de plantaciones truferas del mundo. Este es que es el lugar donde se produce mayor cantidad de trufa negra. No es por la cantidad por la que estamos orgullos, sino por su calidad. Nuestras trufas tienen un origen claro y conocido. Son de Teruel, así de fácil. Es aquí donde siempre hemos tenido las mejores condiciones climáticas, geográficas (altitud) y edafológicas (suelo). Es aquí donde teníamos bosques llenos de truferas naturales y es aquí donde, tras mucha investigación y desarrollo, hemos conseguido cuidar los campos de forma sostenible y ecológica para que nuestra tierra siga produciendo trufa; porque estamos EN EL CORAZÓN DE LA TRUFA, estamos donde están las mejores trufas del mundo. Somos transparentes y aseguramos nuestras trufas solo provienen de nuestros proveedores locales.

Sólo las mejores materias primas son Manjares de la Tierra. Los productos trufados como queso, foie, aceite están elaborados por artesanos que comparten nuestros valores y que, como nosotros, han decidido asentarse en territorio rural. Lanzamos productos poco a poco, sin prisa porque nos gusta conocer a nuestros colaboradores.

Nuestros proveedores son artesanos que miman y cuidan de las tierras, o de los animales origen de nuestros productos. Compartimos con ellos los principios que nos ayudan a evitar la despoblación de nuestra zona: crear empleo y fijar población en un lugar donde nuestros jóvenes vuelven tras formarse en ciudades o en el extranjero porque aportamos valor en nuestra tierra.

Todas las materias primas son elegidas personalmente y una a una para ofrecer productos seguros y de la mayor calidad del sector. Cuidamos el proceso desde que la trufa está en el campo hasta que se disfruta en una mesa acompañada del mejor aceite, el mejor foie y el mejor queso.

¿No crees que es un placer del buen comer?

5 (100%) 3 votes

Both comments and pings are currently closed.