Las Trufas son conocidas y apreciadas desde la Edad Antigua. En la cocina, son valoradas por su profundo aroma y gran sabor,  potencian cualquier plato sencillo: pasta, salsas con nata, patata, huevo… con poca cantidad de Trufa se puede aromatizar los alimentos antes mencionados, y utilizar después en cocina.

Con respecto a su valor económico, es importante destacar que para cocinar con Trufa se utiliza poca cantidad, ya que como hemos mencionado con anterioridad, la trufa destaca por su exclusivo aroma y gran sabor. Estas cualidades hacen que con poca cantidad, se deguste toda su intensidad.
Sirva como ejemplo una de nuestras recetas preferidas: con base de patatas a lo pobre, freír un huevo, y ya en el plato y todo muy caliente, rallar  un gramo de trufa negra, será suficiente para apreciar y degustar este gran manjar

 

0
0
0
s2smodern