Destacar como primera cuestión que es muy fácil utilizar la Trufa, las principales cualidades de este hongo es el aroma y el sabor, con lo cual hay que añadirla a última hora de la cocción de los alimentos para que no desaparezcan sus cualidades. Si la trufa es fresca lo mejor será rallarla o laminarla sobre el alimento (pasta, patata, huevo, nata...)mejor con alimentos más bien planos de sabor.

Para utilizar trufa en conserva es importante conocer las variedades que gastronómicamente nos pueden ayudar en la cocina, estas son Tuber Melanosporum o Tuber Aestivum, siendo la primera la que más valor gastronómico tiene, por lo que debemos comprobar la etiqueta para observar la variedad que queremos comprar para no sentirnos defraudados.

 

  • Nuestros productos deben añadirse a sus elaboraciones un poco antes de su finalización para que conserven así todo el sabor y el aroma de la trufa, con el calor del alimento será suficiente para que resalte todo el aroma de la trufa.

  • Ninguno de nuestros productos lleva ni colorantes ni conservantes, por lo que son totalmente naturales y ecológicos.

  • Para conservar las Trufas frescas en el frigorífico (unos diez días), envolverlas en papel absorbente de cocina y meterlas en un recipiente hermético. Es conveniente, una vez al día, abrir el recipiente para que las trufas se oxigenen, entonces hay que quitar el exceso de humedad, si es necesario cambiar el papel absorbente. Si alguna trufa se enmohece, se lava y se cepilla bajo el agua con un cepillo suave.

  • Las Trufas no se pelan y cuando se utilicen en fresco es conveniente, que los alimentos a los que tengan que aromatizar (arroz, harina, huevos…) lo haga al menos durante 24 horas.

  • El mejor aroma y sabor de la Trufa es el que alcanza de diciembre a marzo por su grado de madurez.

  • Una buena forma de conservar las Trufas fuera de temporada es congelarlas, luego se sacan y se ralla lo que se vaya a necesitar, sin llegar a descongelarlas enteras.

  • La Trufa deja su aroma y sabor en sabores más bien planos de sabor o graso, también en arroces, patatas, harinas y pierde intensidad con productos que tienen mucha mezcla de sabores.

Es importante distinguir la variedad de trufa. Esta información debe aparecer en el etiquetado junto con el registro sanitario y procedencia geográfica de la Trufa.

 

0
0
0
s2smodern