¿Qué es la trufa?

Las trufas son un hongo subterráneo, que crece cerca de las raíces de ciertos árboles a los que se denominan especies truferas, por ejemplo: el roble o la encina.

La trufa no está en contacto con las raíces del árbol, se une ellas por un micelio que no percibimos. La relación entre árbol y trufa es una simbiosis, se asocian entre sí.

Las trufas se encuentran debajo de la superficie a unos 20 cm de profundidad aproximadamente.

Es un producto tan arraigado a la tierra que, para extraer la trufa se requiere del olfato del perro, sin ellos es imposible encontrar el hongo en su momento de maduración óptimo.

Hay hasta treinta variedades comestibles de Trufa, no todas ellas con valor culinario.

En Manjares de la Tierra trabajamos las dos variedades autóctonas: Trufa negra o Tuber Melanosporum y Tuber Aestivum o trufa de verano. Siendo la trufa negra o Tuber melanosporum una de las más apreciadas por su olor y sabor inconfundibles.